martes, 15 de abril de 2014

miércoles, 20 de noviembre de 2013

CAN BOTEY

Este mes, Can Botey Labradores ha colaborado con la revista diezde10 magazine!
Nuestros ejemplares como imagen del Labrador retriever,todo un orgullo!!!


jueves, 1 de septiembre de 2011

Historia del Labrador Retriever


El Labrador Retriever llegó por vez primera a Inglaterra en 1820. La raza originaria es el Perro de Agua de S.Jonh, (raza madre tambien del Newfoundland). Los orígenes del perro de Sant Jonh están poco claros, pero muy posiblemte sean cruces de razas de perros de trabajo inglesas, Irlandesas y portuguesas. En el S XVI los pescadores portugueses introdujeron en la isla de Newfounland el perro de Saint Jonh, que se utilizaba para sacar las redes del agua
En el siglo XIX los pescadores de la isla de Terranova utilizaban un tipo de perro que les ayudaba en sus labores. Con el tiempo, algunos de estos ejemplares viajarían hasta el Reino Unido. Aquellos canes de Terranova poseían dos tamaños bien distintos, unos eran conocidos como Terranova y los otros, de menor talla y pelaje ejemplar, muy importante dentro de la primera década del siglo XX fue «Flapper»; nacido en 1902, demostró ser un extraordinario semental.
Durante la década de 1830, el tercer conde de Malmsbury (1807-1889) importó varios perros de Terranova. Se le reconoce el mérito de haber sido fiel al tipo, a fin de preservar en la raza esas cualidades tan apreciadas en el Labrador Retriever. Su determinación era evidente, según consta en una carta que escribió al sexto duque de Buccleuch. El Labrador Retriever fue reconocido por el Kennel Club británico en 1904. Su popularidad fue aumentando tanto en las exposiciones como en los ambientes cinegéticos; de hecho, un momento cumbre para la raza fue cuando el perro «Bramshaw Bob», propiedad de lady Lorna Howe, consiguió el BIS de Crufts de 1932 y 1933. Esta criadora también conseguiría este apreciado galardón en 1937, esta vez con «Cheverella Ben of Banchory».
El Labrador Club of England fue fundado en 1916, época en la que la mayoría de ejemplares eran negros, aunque los amarillos empezaban a ser valorados. El primer ejemplar de este color fue registrado en 1899, nacido de dos padres negros.
El Labrador Retriever reina como el cazador montañés por excelencia. Sus instintos cobradores, firmemente fijados durante su ascensión a la fama, energía y entusiasmo inagotables. Ya sea que se encuentre de caza en el campo o persiguiendo discos voladores (frisbees) en el patio de la casa, el labrador se entrega con gusto y deleite a cualquier actividad. En la actualidad es una de las razas más conocidas por el gran público, con una gran demanda en multitud de países y que se emplea en labores muy variadas, dada su especial capacidad de trabajo. A partir de la segunda vacuna es una raza apta para pasear libremente.



domingo, 20 de febrero de 2011

Estándar Labrador Retriever

CLASIFICACIÓN FCI : Grupo 8 Perros cobradores de caza, Sec.1 Perros cobradores de caza. Con prueba de trabajo.

APARIENCIA GENERAL : Perro de constitución fuerte, región renal corta y muy activo; tiene un cráneo amplio, pecho y costillas amplias y profundas; la región renal y los miembros posteriores son anchos y fuertes.

TEMPERAMENTO / COMPORTAMIENTO : Perro que tiene buen temperamento y es muy ágil. Posee un excelente olfato y cobra con delicadez; es muy aficionado al agua. Es un animal adaptable y devoto compañero. Inteligente, vivaz y dócil, con fuerte voluntad para complacer. De carácter afable, sin ninguna señal de agresividad o timidez impropias.

CABEZA

REGIÓN CRANEAL

Cráneo : Amplio, nítido, sin presentar pómulos carnosos.

Depresión naso-frontal (Stop) : Definida.

REGIÓN FACIAL

Trufa : Amplia, con fosas nasales bien desarrolladas.

Hocico : Poderoso, pero no afilado.

Mandíbulas / Dientes : Maxilares de una largura mediana; maxilares y dientes fuertes con una perfecta, regular y completa mordida en tijera, es decir que la cara interna de los incisivos superiores esté en contacto estrecho con la cara externa de los incisivos inferiores, y bien colocados en los maxilares.

Ojos : De tamaño mediano que expresen inteligencia y buen temperamento; de color castaño o avellana.

Orejas : Orejas ni largas ni gruesas; deben colgar pegadas a la cabeza y tener una inserción bien hacia atrás.

CUELLO : Nítido, robusto, poderoso, puesto sobre hombros bien colocados.

CUERPO :

Espalda : Nivelada.

Lomo : Amplio, corto y fuerte.

Pecho : De buena amplitud y profundidad; las costillas bien arqueadas y abarriladas.

COLA : La cola, una característica distintiva de la raza, es muy gruesa en la base y se adelgaza gradualmente hacia la punta; de tamaño mediano y sin flecos, pero debe estar bien cubierta completamente de pelo corto, grueso y denso, que le da la apariencia « redonda » descrita como cola de « Nutria ». Puede ser llevada alegremente, pero no enroscada sobre el dorso.

EXTREMIDADES

MIEMBROS ANTERIORES : Los miembros anteriores presentan buen hueso y, vistos de frente o de lado, deben aparecer rectos desde los codos hasta el suelo.

Hombros : Escápulas largas y inclinadas.

MIEMBROS POSTERIORES : Bien desarrollados, grupa no inclinada hacia la raíz de la cola.

Articulaciones femoro-tibio-rotulianas (rodillas) : Bien anguladas.

Corvejones : Bien descendidos. Los corvejones de vaca son altamente indeseables.

PIES : Redondos, compactos, con dedos bien arqueados y almohadillas bien desarrolladas.

MOVIMIENTO : Movimiento desenvuelto y que cubra suficiente terreno; las extremidades anteriores y posteriores se desplazan en planos paralelos al eje del cuerpo.

PELAJE

PELO : El pelo es una característica distintiva de la raza; y debe ser corto y denso sin ondulaciones o flecos; al tacto debe dar la sensación de ser bastante duro. Tiene una capa de subpelo resistente al agua.

COLOR : Totalmente negro, amarillo o hígado/chocolate. El color amarillo varía desde el crema claro al rojo del zorro. Se permite una pequeña mancha blanca en el pecho.

TAMAÑO :

Altura ideal a la cruz :

Machos : 56-57 cm (22-22,5 pulgadas, Hembras : 54-56 cm (21,5 - 22 pulgadas).

FALTAS : Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.

N.B. : Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.